Compliance y PYMEs: el tamaño no importa

Por 12 enero, 2018Noticias, Laboral, Penal
pymes compliance

La importancia de la pequeña y mediana empresa es capital en el desarrollo económico, tanto de nuestro país (las pymes representan el 99,9% de las empresas españolas) como del resto de Europa (99,8%), dato que evidencia la importancia de mantener un control sobre este tipo de negocios en lo que a los delitos cometidos bajo el paraguas de los mismos se refiere.

Muchos de los responsables de PYMEs creen que el control sobre su empresa será menor debido a sus dimensiones, y que los delitos cometidos tanto por sus administradores como por sus directivos y trabajadores no serán objeto de sanción o condena, algo que se aleja de la realidad de manera alarmante.

Lejos de suponer una rémora para la empresa, el estricto cumplimiento de la ley es una garantía que permite al negocio continuar su crecimiento sin correr riesgos legales; en este sentido, no debemos olvidar que disponer de un modelo de prevención y detección de delitos es condición sinequanon para poder llevar a cabo contratos mercantiles con grandes empresas, tanto en el ámbito nacional como en el internacional.

Para entender bien el marco de actuación, hemos de definir que para el Código Penal “Son personas jurídicas de pequeñas dimensiones aquellas que, según la legislación aplicable, estén autorizadas a presentar cuenta de pérdidas y ganancias abreviada (las que a la fecha de cierre de dos ejercicios consecutivos reúnan, al menos, dos de estas circunstancias: Activo no superior a 11.400.000 euros; cifra anual de negocios no superior a 22.850.000 euros, o número medio de trabajadores no superior a 250)”.

Cabe destacar que, si bien las sanciones a las que una multinacional tendría que hacer frente por haber cometido algún delito representarían sumas mucho más elevadas, en el caso de las PYMES la proporcionalidad de estas cantidades, menores, supondrían un esfuerzo para la pequeña empresa mucho mayor.

El Compliance en la Pequeña y Mediana Empresa

El Compliance, que se define como el conjunto de procedimientos y buenas prácticas adoptados por las organizaciones para identificar y clasificar los riesgos operativos y legales a los que se enfrentan, estableciendo mecanismos internos de prevención, gestión, control y reacción frente a los mismos, es un tanto diferente cuando se implanta en PYMES.

Así, el compliance puede ser asumido por el propio órgano administrador de la empresa, lo cual supone un ahorro de costes y facilita su implantación debido a su menor complejidad.

Invitamos a todos los interesados en la materia a visitar nuestra página donde se detallan nuestros servicios de compliance, o a ponerse en contacto con nuestro despacho de abogados en Toledo mediante nuestra página de contacto.