¿Sabes qué es la Lista Robinson? conócela y despídete del spam

Por 18 agosto, 2017Noticias
lista robinson spam

Es muy difícil encontrar a alguien que no se haya quejado en alguna ocasión de cómo le molesta recibir inoportunas llamadas telefónicas o ver inundada su bandeja de correo electrónico con mails spam cuyo objetivo no es otro que el de venderle determinado producto.

Para todos ellos, buenas noticias: lejos de tener que poner la otra mejilla, el usuario dispondrá muy pronto de la posibilidad de bloquear legalmente a aquellas empresas que intenten contactar con él sin su consentimiento previo gracias a las Listas Robinson.

Estas listas, que deben su nombre al protagonista de la famosa novela de Daniel Defoe ‘Robinson Crusoe’, que llevan años en funcionamiento y que en España gestiona la Asociación Española de Economía Digital (Adigital), pasará a tener una consideración superior cuando la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos se aplique en nuestro país (se prevé que antes del verano de 2018), y toda empresa que quiera enviar publicidad, cualquiera que sea el medio elegido, habrá de consultarla antes de hacerlo para saber si el individuo al que quieren dirigirse ha manifestado a través de ella su no consentimiento.

Cabe mencionar que, a pesar de que en España solo exista una, estas listas pueden coexistir siempre y cuando informen a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) de su creación, de si su naturaleza es general o si se enfoca a un determinado sector, y de cómo puede un usuario formar parte de la misma.

La información que contengan ha de ser la mínima que garantice la identidad del usuario que en ella se haya inscrito, y ha de hacerse pública.

Invalidez del consentimiento tácito

Otra de las novedades más importantes que la nueva ley traerá consigo será la invalidez del consentimiento tácito: desde el próximo año, el afectado deberá haber manifestado expresamente su beneplácito a recibir publicidad, con lo que las empresas ya no podrán escudarse en el silencio de este como consentimiento de facto. Además, deberán renovar sus bases de datos, pues los consentimientos dados antes de la fecha en que la norma entre en vigor dejarán de tener validez.