Los peligros que los juguetes con internet esconden para los más pequeños

Por 5 enero, 2018Noticias, Mercantil
juguetes smart toys

Con la inminente llegada de los Reyes Magos a los hogares españoles, y tras la visita hace unas semanas de Papa Noël, es más que probable que en nuestras casas se hospeden ahora nuevos inquilinos, al menos en aquellas que cuentan con la presencia de niños: los juguetes de Navidad recientemente adquiridos.

Esto no debería ser motivo de alarma (salvo para el bolsillo) si no fuera por que algunos de los últimos modelos de estos artículos incluyen conexión a internet, con los riesgos para la protección de nuestros datos y privacidad y la de los más pequeños supone.

Se trata de los conocidos como smart toys, una nueva generación de juguetes que, además de la mencionada conexión a internet, pueden incluir micrófonos, cámara de video, geolocalizador, etc.

Los riesgos de la nueva generación de juguetes o smart toys

Las capacidades de estos juguetes los convierten en un auténtico arma de espionaje si se utilizan de forma inadecuada y no se pone el suficiente recelo en establecer límites a sus funciones: pueden desvelar cuantos somos en casa, en qué punto geográfico nos encontramos si nos desplazamos con él, captar imágenes nuestras y de nuestros hijos…todo un arsenal de información que puede resultar de gran interés para determinados destinatarios y que no somos conscientes de estar entregando.

Por ello, es necesario extremar las precauciones si los smart toys han pasado a formar parte de la nómina de juguetes de nuestros hijos. Algunos consejos a seguir son los siguientes:

  • Informarse de manera exhaustiva de las características de los juguetes que hayamos adquirido y que potencialmente puedan conectarse a internet.
  • Vigilar cualquier smart toy que entre en nuestro hogar: no todos los juguetes con los que nuestros hijos se diviertan los habremos adquirido nosotros, y pueden ser un regalo de un pariente o, incluso, haber entrado en nuestro hogar traído por un amigo del pequeño.
  • Poner la lupa en los términos y condiciones legales de estos juguetes.
  • Estar atentos a los pequeños cuando estén disfrutando de este tipo de juguetes.
  • Como siempre, atender a la clasificación de la edad recomendada del artículo.

Legislación española vigente en la materia

La irrupción de este tipo de juguetes en nuestro país es relativamente reciente, con lo que no existen denuncias ni procedimientos al respecto, lo cual no es óbice para encontrar organismos que velen por la seguridad de nuestros datos; este es el caso de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). De igual modo, la entrada en vigor en mayo de este año del Reglamento General de Protección de Datos de la UE (RGPD) se traducirá en una mayor vigilancia por parte de las autoridades hacia las empresas, que deberán controlar con mayor rigor los datos de sus clientes.