Pionera sentencia de Hispajuris contra el cártel de camiones

Sentencia contra cártel de camiones

El Juzgado Mercantil de Oviedo estima íntegramente la indemnización fijada en la demanda, en un 15% sobre el precio de compra del camión.

Son varias ya las sentencias en toda España que condenan a los fabricantes integrantes del cártel de camiones a indemnizar a los compradores de los vehículos. La indemnización que fijan estas sentencias oscila, hasta el momento, entre el 5% y el 15% del precio de compra.

En este caso, el Juez Mercantil de Oviedo, en su primera sentencia frente al cártel de camiones, alcanza el porcentaje máximo del 15% estimando así íntegramente la petición de la demanda en cuanto a la indemnización solicitada, es decir dando por buena la valoración del informe pericial.

En este sentido, como decimos, la sentencia es pionera, siendo la primera en España que estima íntegramente la petición reclamada.

El cártel causó perjuicios en forma de sobrecoste

Considera el juez que el cártel de camiones que integraron los principales fabricantes de camiones durante los años 1997-2011 y que consistió en el intercambio de información sobre precios brutos, causó perjuicios a los compradores en forma de sobrecoste. Es decir, todos aquellos que adquirieron vehículos en ese periodo de tiempo pagaron un precio superior al que resultaría de su fijación natural en un libre mercado.

Es importante destacar que corresponde a los fabricantes que formaron el cártel acreditar que esas prácticas de intercambios de precios no causaron el sobrecoste lo que, no han conseguido en ninguno de los procedimientos judiciales habidos hasta la fecha en los que se limitan a negar el daño sin aportar un informe pericial que lo justifique, más allá de una mera crítica a los informes que están presentando los perjudicados.

Los jueces respaldan a los compradores

La sentencia comentada en este post se suma a las dictadas por los Juzgados de lo Mercantil de Valencia, Bilbao, Barcelona, Huesca, León, Logroño, Alicante, Pontevedra, todas ellas favorables a los compradores y que, con el mismo argumento, condenan a los fabricantes demandados a indemnizar por el sobrecoste.

Muchas de estas sentencias han sido objeto de recurso de apelación y, serán por tanto las Audiencias Provinciales las que deban confirmar las condenas, lo que sucederá en los próximos meses.