¿Cumple tu empresa con la normativa de protección de datos?

Por 19 abril, 2018Noticias
cumple-tu-empresa-con-la-normativa-de-protección-de-datos

A un mes del nuevo RGDP muchas empresas aún no se han adecuado a la normativa

La entrada en vigor de uno de los cambios normativos más importantes de la Unión Europea se aproxima. La legislación de nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) será de obligado cumplimiento en poco más de 30 días y otorgará a los ciudadanos un mayor control sobre su protección de datos. Sin embargo, también implicará un reto y grandes cambios para las empresas, que deberán adaptar sus protocolos y estructuras antes de dicha fecha.  

A pesar de los dos años de margen para adaptarse a las nuevas obligaciones que nos llegan desde Bruselas, muchas empresas aún no han adaptado sus estructuras empresariales a la protección de datos. Pero ¿cuáles son los cambios más importantes? ¿cumple tu empresa con la normativa de protección de datos?

  • La normativa incluye expresamente la necesidad de designación de un responsable de datos. Todas las autoridades y organismos públicos, así como las empresas que realicen observaciones habituales y sistemáticas de datos sensibles, precisan la figura del ‘data protection officer’ o delegado de protección de datos. Éste tendrá que identificar todos los posibles riesgos y buscar soluciones para solventarlos.
  • Las empresas deben asegurarse de que los datos están siendo usados mera y exclusivamente para los fines que fueron expresamente solicitados.
  • Las empresas deberán evaluar los riesgos, así como contar con un registro de las actividades de tratamiento efectuadas bajo su responsabilidad 
  • El responsable de tratamiento deberá notificar los fallos de seguridad a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en un plazo máximo de 72 horas. Además, tendrá que establecer un sistema efectivo para comunicar el fallo a los afectados.

En caso de que las empresas no se encuentren adaptadas a la nueva normativa los perjudicados podrán reclamar indemnizaciones más allá de las duras multas establecidas según el tipo de infracción.